martes, 22 de diciembre de 2015

Es una suerte que nunca coincidan los que se desviven por dejarse ver y los que se quedan en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario