jueves, 19 de noviembre de 2015

Sólo hay un camino para entender al otro: aceptar en él lo que nos disgusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario