domingo, 1 de noviembre de 2015

Estar solo como lo están los árboles, silenciosos en el corazón de la tormenta, ensimismados en la resistencia milagrosa de sus raíces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario