viernes, 2 de octubre de 2015

No acaba aquel milagro de la vida aunque lo mire, absorto, un hombre algo cansado del viaje. Como si fuera el mismo niño llegándose a la fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario