lunes, 21 de septiembre de 2015

Recoger una lágrima en las manos como si fuera el último rastro del amanecer o el charquito donde el pájaro se lava.

No hay comentarios:

Publicar un comentario