sábado, 26 de septiembre de 2015

Cuidado. Necesitar el reconocimiento ajeno puede conducir a la esclavitud. Es más que suficiente si nos aceptan como somos. Un milagro si nos aman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario