martes, 4 de agosto de 2015

En el desamparo, el alma se encarga de barrer la casa y retirar los escombros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario