miércoles, 3 de junio de 2015

El cumplimiento del deseo, como su frustración, nos deja a la intemperie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario