viernes, 26 de junio de 2015

Cuando era niño, me quedaba en la orilla. Como una piedra lavándose la cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario