sábado, 9 de mayo de 2015

Lo que nos queda de la pólvora es el olor. Lo más inofensivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario