jueves, 28 de mayo de 2015

Esperar una llamada se parece mucho a las últimas horas de un condenado a muerte. No se sabe si lo que va a llegar es el indulto o la confirmación de la pena.

1 comentario: