viernes, 24 de abril de 2015

Haber llegado hasta aquí sin moverte del sitio no deja de ser una aventura que sólo los imbéciles pueden creer exenta de peligros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario