miércoles, 1 de abril de 2015

En la desolación, por espantosa que sea, sobrevive siempre una semilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario