martes, 24 de marzo de 2015

Una pequeña dosis de notoriedad provoca demasiado a menudo monstruosas transformaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario