sábado, 7 de marzo de 2015

Me conmueve la reacción del científico cuando le comunican que por fin se han podido “fotografiar” las ondas gravitacionales (los sutiles temblores) de los primeros instantes del universo: “cuantas veces he llegado a dudar si creería en esto sólo porque era bello”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario