sábado, 28 de marzo de 2015

La pedantería es insoportable, en la literatura y en la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario