lunes, 2 de marzo de 2015

El exilio es un sentimiento. Puede sufrirse en el propio país o en las antípodas, entre las cuatro paredes de la casa que nos pone a salvo de la intemperie o dentro de uno como el pulso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario