lunes, 16 de marzo de 2015

Cada cuerpo que vaga es una sombra que araña las paredes del alma, una página rota, un rasgo atroz bajo el velo de la lluvia y un muchacho que llora bajo la luna llena. Cada cuerpo que emigra de mi cuerpo es un enigma. Me recuerda la huida. Me persigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario