miércoles, 11 de febrero de 2015



Multitud de viviendas no son más que una perversa imitación de la cueva en que nuestro primer antepasado buscó refugio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario