jueves, 22 de enero de 2015



Las palabras no curan porque el dolor es inexplicable. Cuando todo duele, hablar es escupir contra las nubes.

1 comentario: