martes, 20 de enero de 2015



La posibilidad de la ternura en el corazón mismo de la destrucción representa el triunfo de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario